NO SE LO DIGAS A NADIEOPINIÓN

AMLO: la izquierda al poder

Andrés Manuel López Obrador gana con un 53% de los votos, según el conteo rápido, aplasta al PAN y al PRI y se convierte en el presidente con más respaldo popular de la historia de México

Esta vez sí. Andrés Manuel López Obrador será el presidente de México. El ‘coco’, el ‘populista’, el ‘bolivariano’ para la clase alta, los conservadores y la gran empresa. La esperanza de un futuro mejor para la mayoría de los mexicanos. El líder de Morena y candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ aplastó a sus rivales en las elecciones a la presidencia de la República. La izquierda toma el poder. Se acabó la alternancia PRI-PAN. Se derrumba el régimen. AMLO releva a Peña Nieto en Los Pinos.

Andrés Manuel López Obrador será el nuevo presidente de México.

Esta vez no hay duda. Según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral, Andrés Manuel logró entre el 53% y el 53,8% de los votos. Arrasó a sus rivales con más de treinta puntos sobre Ricardo Anaya (22%-22,8%) y casi 40 sobre José Antonio Meade (15,7%-16,3%), el candidato oficial del actual Gobierno del PRI. A muchos no les gustará leerlo, sobre todo en Guanajuato, pero López Obrador es el presidente con mayor respaldo de la historia de México. Por algo será.

Andrés Manuel acaba con el binomio PRI-PAN y se convierte en el presidente con más respaldo popular de la historia de México. Por algo será

Su victoria ha sido rotunda. Contundente e inapelable. Los mexicanos están hartos. Y así lo han demostrado en las urnas. Hay ganas de cambio. Y espíritu de revancha contra una clase política corrupta y mentirosa que ha robado todo lo que ha podido y un poco más. Si hace 18 años los ciudadanos decidieron dinamitar la dictadura perfecta del PRI después de 70 años de monopolio político, ahora exige un cambio de régimen tras dos décadas de alternancia de los partidos tradicionales que, como diría Groucho Marx, partiendo de la nada han elevado al país a las más altas cotas de la miseria.

Andrés Manuel tiene motivos para festejar y también para preocuparse. La corrupción y la violencia han sido los principales ejes de su campaña. Tiene seis años para empezar a frenarlas. Acabar con ellas se antoja, a pesar de sus promesas, una tarea utópica. Y deberá controlar también con sumo cuidado sus actos y los de sus colaboradores. Muchos de los cuales han sido también salpicados por notorios escándalos de corrupción. Demasiados. Los que no se fían de AMLO tienen desde luego motivos sobrados para no hacerlo. Pero entre la mayoría de los votantes primó la necesidad de dar su merecido castigo al PRIPAN.

Vigilarlo con lupa será ahora el deber de una ciudadanía que no parece dispuesta a seguir siendo estafada por sus representantes políticos. La oposición ha quedado hecha añicos con el histórico fracaso del PAN, el PRI y el PRD. Sin olvidar que Morena tiene el enemigo en casa, pues ha ganado las elecciones en coalición con Encuentro Social, un partido evangélico cuyos ideales políticos se encuentran en las antípodas de la mayoría de los votantes de izquierda que le han dado la victoria.

Un triunfo total. Porque AMLO no solo ha ganado las elecciones a la presidencia de la República. Controlará también la Ciudad de México y varios gobiernos estatales por confirmar hasta que se hagan públicos los resultados oficiales. Tiene cinco meses Andrés Manuel para ultimar los detalles de su gobierno. Cinco meses de transición hasta que el próximo 1 de diciembre la izquierda que representa tome por fin el poder en México.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios