COLUMNA PCCRELATOS DEL PODER

Anabel, Muñoz y Torres, pasen la receta de la plurinominal

Anabel Pulido. Fernando Torres Graciano. Juan Carlos Muñoz. Son los tres panistas de Guanajuato que aparecieron en la lista de diputados plurinominales del PAN. Para tener esos privilegios, hay que tener contactos y buenas relaciones.

Cada uno de ellos utilizó recetas diferentes. Cada uno de los tres está en esa lista por méritos distintos.

La sorpresa mayor fue Anabel Pulido, la directora del Instituto de la Mujer Guanajuatense. Hace dos años, ella no era la titular de su oficina y no era muy conocida. Pero ha hecho un buen trabajo y se ganó la confianza del gobernador Miguel Márquez. Es una cara nueva en la política. Nunca había estado en un cargo político como el de diputada federal. Pero tiene un trabajo importante en la defensa de los derechos de las mujeres, y por lo mismo, se ha ganado un lugar en el Congreso de la Unión.

La sorpresa mayor fue Anabel Pulido, la directora del Instituto de la Mujer Guanajuatense. Una nueva cara en la política

El otro lugar era esperado: el senador Fernando Torres Graciano. Fernando quiso ser candidato a Gobernador de Guanajuato, pero no le alcanzaron los votos internos –no consiguió el apoyo de los alcaldes, ni de los liderazgos-, y entonces el PAN Nacional y el gobernador Miguel Márquez negociaron con él una diputación federal plurinominal. Por supuesto que Ricardo Anaya, el candidato del PAN a la Presidencia de la República, avaló la designación por considerar que era la única forma de bajarlo de la contienda y porque a final de cuenta Torres Graciano tiene sus seguidores y operadores en Guanajuato.

El tercer lugar fue para el diputado local y transportista, Juan Carlos Muñoz, también conocido como ‘El Castor’. Juan Carlos se había registrado para la elección consecutiva en el Distrito III de León, pero a final de cuenta ahí quedó el líder estatal Humberto Andrade. Había dudas de si habían bajado a Juan Carlos Muñoz, pero en realidad el PAN decidió impulsarlo al Congreso de la Unión. Fue mejor para él.

Hay que tener cierta trayectoria, contactos de alto nivel y respaldo institucional para meterse en la lista

Ahí están los tres privilegiados. Ganar una diputación plurinominal no es fácil cuando todos creen tener derechos. Hay que tener cierta trayectoria, contactos de alto nivel y respaldo institucional blanquiazul para meterse en la lista de premiados plurinominales. Cada quien sus méritos. Cada uno de ellos, ganó la plurinominal por razones diferentes: Anabel por su trabajo de carácter conservador a favor de las mujeres; Juan Carlos Muñoz por su lealtad al grupo en el poder y su trabajo en el Congreso; y Fernando Torres Graciano como premio de consolación por haberse bajado de la contienda por la gubernatura.

De última hora quedó fuera Juan Carlos Romero Hicks, ex gobernador de Guanajuato, quien podría aparecer como candidato a una diputación, listo para hacer campaña. A final de cuentas, el PAN desea que Juan Carlos Romero Hicks haga campaña y pida el voto, tratando de aprovechar el reconocimiento que tiene en la sociedad. Ya veremos.

Muchos otros han quedado fuera de las plurinominales.

Cualquiera hubiera querido ser diputado federal plurinominal. Es un sueldo superior a los 115 mil pesos al mes, con todos los gastos pagados, viajes y gastos de representación en la Ciudad de México, sin la necesidad de entregar cuentas, ni supervisión de la sociedad. El trabajo perfecto. Un privilegio que solo pueden tener unos cuantos (concretamente solo tres guanajuatenses por el PAN).

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios