D8 BAJÍO

Arde el sur de Guanajuato: tiros, bloqueos y 10 muertos

Sicarios se enfrentaron a policías federales en Jerécuaro e incendiaron un tráiler y varios vehículos en su huida desatando el caos en la Panamericana. Balaceras en varios municipios y hasta un 'carro bomba' que no explotó en Apaseo el Grande

Un nuevo enfrentamiento entre civiles armados y policías federales en Jerécuaro desató esta tarde el caos en la carretera Panamericana, donde los delincuentes incendiaron varios vehículos y un tráiler para facilitar su huida. La Secretaría de Gobernación confirmó esta noche que la balacera y posterior persecución se saldó con diez muertos, todos ellos sicarios del crimen organizado.

 

La Policía Federal decomisó además siete camionetas, de las cuales cuatro tienen reporte de robo. Y se apoderó de siete armas largas, artefactos explosivos improvisados y un tubo lanzagranadas.

El incidente se inició poco antes de las seis de la tarde con un intenso enfrentamiento entre hombres armados y policías federales en el municipio de Jerécuaro. Tras el tiroteo, los atacantes secuestraron un tráiler, una camioneta y varios vehículos para emprender la huida por la Celaya-Querétaro.

La Policía Federal logró decomisar 7 camionetas, 7 armas largas, varias bombas caseras y un tubo lanzagranadas 

A la altura del kilómetro 14 de la carretera Panamericana, justo en el acceso a la comunidad de San José Agua Azul, los asaltantes prendieron fuego a los vehículos que quedaron atravesados en mitad de la vía y cortando el tráfico. Los policías federales se vieron obligados a resguardar la zona para apagar el fuego de los vehículos y evitar accidentes que pudieran afectar a los automovilistas que circulaban a esa hora por esta transitada carretera.

Las autoridades de Querétaro desplegaron también un amplio operativo en los límites con el estado de Guanajuato para evitar que el caos se trasladara a su territorio. De momento, y según confirmó la Secretaría de Gobernación, la violenta jornada se saldó con un balance de diez muertos, todos ellos presuntos sicarios de una banda del crimen organizado dedicada al robo de combustible.

En este ‘viernes rojo’ en el estado se vivieron también enfrentamientos y momentos de tensión en otros municipios. En el estacionamiento del Ministerio Público de Apaseo el Grande, ubicado en la colonia Floresta, fue abandonada una camioneta Silverado cargada con el explosivo conocido como C-4. El lugar fue asegurado por el Ejército y se implementó un operativo en la zona.

Y pasadas las siete de la noche, en la comunidad del Zapote, elementos de la Policía Federal se enfrentaron con miembros de un grupo criminal. Hasta el momento se reportan lesionados. Pero todo parece indicar que esta madrugada será larga en varias de las comunidades del estado en las que se ha hecho fuerte el crimen organizado.

 

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios