RELATOS DEL PODER

Cables trozados, daños y abandono en la planta recuperada por Sapal

La empresa que operaba la planta tratadora de agua dejó instalaciones en malas condiciones

 

Pablo César Carrillo

Es muy evidente. La empresa Ecosys, que operaba la planta tratadora de agua en León, dejó unas instalaciones con cierto abandono, falta de mantenimiento y hasta daños en los equipos.

Hay cables trozados en equipos estratégicos. Hay aparatos descompuestos. Y hay instalaciones que presentan daños como si los hubieran provocado en las últimas semanas.

Los directivos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sapal), permitieron la entrada a los periodistas para ver las condiciones en que fue entregada la planta tratadora de aguas residuales, después de una concesión de 20 años a la empresa Ecosys.

La sorpresa fue las condiciones de abandono: Hay equipos que no han tenido el mantenimiento adecuado, hay máquinas paradas por no hacer las reparaciones, y hay daños en varias instalaciones que pudieron haber sido provocados de manera intencional, pero todo eso lo tendrá que investigar la Contraloría Municipal de León. Lo cierto es que la planta tratadora no pasaba por su mejor momento.

Faltan equipos en la planta de tratamiento recuperada por Sapal

La planta tiene 20 años de vida. La tecnología ha cambiado. «Nada más para que se den una idea, imagínense que el celular de ustedes fuera de hace 20 años, ¿cómo sería?», dijo uno de los consejeros de Sapal.

Y ciertamente las instalaciones fueron construidos hace 20 años, cuando todavía no había Iphone, ni tablets, ni Ipods. Apenas si había celulares y no todo mundo podía comprarlos. La tecnología de los enormes biodigestores es de hace 20 años. Y la calidad del agua no era la que León esperaba.

La planta de tratamiento de León cumplía con la Norma 001, es decir con un mínimo de calidad, cuando las nuevas plantas de Sapal, instaladas en León, cumplen con la Norma 003, con mejor calidad del agua.

El reto va a ser ese: Modernizar la vieja planta de tratamiento de agua de León, con una inversión superior a los mil millones de pesos para tratar agua con calidad y poderla vender a las empresas. No está fácil. Hace 20 años, los directivos de Ecosys decían que debían llegar al punto en que pudieran vender el agua a las empresas para sus procesos. Nunca pudieron. La calidad del agua de la planta de tratamiento nunca fue buena y apenas cumplían con la Norma Oficial.

Hay máquinas que están paradas en la planta recuperada por Sapal

Por lo mismo, los funcionarios de Sapal decidieron tomar el control del monstruo. En el año 2000, casi ningún empleado del Sistema de Agua sabía cómo operar una planta de tratamiento. Ahora, después de que han operado plantas pequeñas desde el 2006, hay muchos colaboradores de Sapal que saben cómo tratar el agua y cómo cumplir con la Norma 003. Esa fue la gran apuesta: Que los mismos trabajadores leoneses operaran su planta de tratamiento.

Lo primero que deben hacer entonces es arreglar los daños: reparar los cables y reemplazar los equipos viejos. Darle el mantenimiento a la planta que ya no le daba la empresa concesionaria.

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.