COLUMNA PCC

Cayó El Marro y sus seguidores lo dejaron solo

Las autoridades esperaban una reacción violenta del narco por la captura de El Marro. Pero no ocurrió nada. Sus seguidores lo dejaron solo

El día que capturaron a El Marro, el Ejército Mexicano y las Fuerzas de Seguridad Pública de Guanajuato, montaron un operativo especial en carreteras, esperando posibles narcobloqueos y coches quemados. Sorpresa: nunca hubo una reacción violenta de la mafia y el crimen organizado.

Los seguidores de El Marro, lo dejaron solo.

El crimen organizado ya no quiso quemar coches y bloquear carreteras, como lo venían haciendo.

Cada que el Gobierno hacía un operativo, había una reacción violenta. Cuando la policía arrestó al papá del El Marro, hubo un narcobloqueos. Cuando la policía capturó a la mamá de El Marro, hubo coches quemados. Cuando El Marro, escapó de la cueva, hubo bloqueos e incendios. ¿Y entonces por qué ahora no hubo una reacción del crimen organizado? Hay varias hipótesis sobre el tema:

1.- Que El Marro era el principal generador de violencia y que él era el que obligaba a sus operadores a quemar coches y cerrar carreteras.

Llama la atención que el Cártel de Santa Rosa de Lima, ya no tuvo la fuerza para salir a expresar su molestia por la captura del jefe.

2.- Que siendo capturado El Marro, sus operadores ya no sintieron la obligación de seguirlo y defenderlo.

3.- Que El Cártel de Santa Rosa de Lima estaba estructurado en torno a una persona y faltando El Marro no hubo forma de operar una reacción violenta.

4.- Que ante la captura de El Marro ya no hay dinero para pagar a los operadores, ni temor a ser castigado.

5.- Que sus mismos sicarios abandonaron a El Marro.

Todo lo anterior es probable.

Lo cierto es que unas semanas antes de ser detenido, El Marro lanzó un video en redes sociales pidiendo a sus seguidores acciones más fuertes y violentas para expresar su molestia contra el Gobierno. Daba la impresión de que El Marro esperaba más de sus seguidores.

Por lo mismo, llama la atención que el Cártel de Santa Rosa de Lima, ya no tuvo la fuerza para salir a expresar su molestia por la captura del jefe. Sucedió algo muy diferente a lo que pasó con Ovidio Guzmán en Culiacán, en donde la captura del jefe, provocó la reacción violenta de los sicarios y pistoleros del crimen organizado. Aquí no hubo reacción violenta.

Aunque todavía es muy pronto para celebrar lo ocurrido, es muy probable que el Cártel de Santa Rosa de Lima esté debilitado y desdibujado, pero hay que esperar unos días para afirmarlo. Por lo pronto, solo podemos afirmar que el Cártel de Santa Rosa no tuvo capacidad de reacción inmediata, lo que hace pensar que Guanajuato todavía tiene arreglo y no está tan descompuesto socialmente como Sinaloa.

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.