COLUMNA PCCRELATOS DEL PODER

Cincuenta días sin campañas en plena campaña

No se puede hablar de proyectos. No se puede pedir el voto. No se puede hablar de propuestas e ideas para el futuro.

El periodo de intercampaña limita a los candidatos en todas las actividades públicas, al grado que los contendientes ni siquiera quieren dar entrevistas. La sobrerregulación en el Instituto Nacional Electoral (INE) paraliza la actividad política y nos mete en una pausa desesperante para todos.

Cincuenta días en los que todos fingen que no hacen actos de campaña, pero que trabajan justo en eso. Cincuenta días con los candidatos amarrados de manos

Van a ser 50 días sin campañas en plena campaña. Cincuenta días en los que todos fingen que no hacen actos de campaña, pero que trabajan justo en eso. Cincuenta días con candidatos amarrados de manos, sin la oportunidad de ir a pedir el voto. Por lo mismo, los candidatos no quieren cometer errores. No hacen declaraciones, no aceptan invitaciones a la televisión y cuidan todas sus palabras.

Se supone que nadie debe hacer actos anticipados de campaña. Un evento público es un acto anticipado. Una invitación a votar es una irregularidad. Y entonces por eso vemos a los aspirantes reportando cosas de la vida cotidiana, una fiesta familiar, un paseo, una visita a la escuela de sus hijos, un mensaje de amor y amistad. Todas las ocurrencias que permitan salir en los periódicos sin hacer nada importante.

Las intercampañas terminan el 30 de marzo, cuando comienzan las campañas por la gubernatura de Guanajuato y la Presidencia de la República

Las llamadas intercampañas terminan el 30 de marzo, cuando comienzan las campañas por la gubernatura de Guanajuato y la Presidencia de la República. Los aspirantes a alcaldes deben guardarse un mes más, ya que comienzan el 29 de abril. Hasta entonces los aspirantes no pueden hablar de sus proyectos y propuestas, de sus promesas y plataformas políticas. Por ahora solo pueden hacer pronunciamientos los partidos políticos.

Pero claro que algunos se las ingenian para violar las normas, como por ejemplo los anuncios de ‘Ya sabes quien’. El INE es muy duro con todos los aspirantes menos con Andrés Manuel López Obrador. En los últimos dos años, Ricardo Anaya hizo lo mismo con los anuncios institucionales de su partido para hacerse promoción. Esos anuncios representan una ventaja sobre los demás contendientes y eso no se cuestiona.

La elección que viene es la más regulada y cuidada de la historia, y también la más peleada. Eso significa que los aspirantes no se van a quedar de brazos cruzados viendo cómo se les va el tiempo. ¡Aguas con las intercampañas!

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios