NOTICIAS D8

El nefasto tuit machista de Gerardo Sánchez

El candidato del PRI a gobernador publica y luego borra un mensaje con la foto de una mujer y una niña lavando platos: "ser responsables es cumplir con nuestras obligaciones"

Con ese manejo de las redes sociales lo va a tener muy difícil Gerardo Sánchez. Un tuit sexista y de muy mal gusto acompañado de una imagen de una mujer y una adolescente lavando platos en la cocina: «ser responsables es cumplir con nuestras obligaciones». Leer para creer. Y las críticas no se hicieron esperar. El aspirante a Gobernador de Guanajuato tuvo que rectificar, eliminar el mensaje y pedir disculpas.

Activistas, comunicadoras y políticas, incluso de su propio partido, le dieron a Sánchez un buen y merecido repaso. Justo en un año electoral en el que se ha criticado el ostracismo de las mujeres en política va el equipo de comunicación de Gerardo Sánchez y lo expone al ridículo. «No se ha enterado de nada» era lo que se podía leer entre líneas de las decenas de críticas masivas que recibió en la redes sociales. Una torpeza mayúscula.

«¿Si no lavo los platos no cumplo con mis obligaciones», le preguntaba una mujer a Sánchez. El candidato, consciente de la metedura de pata que le jugó el subconsciente a él o a quien le maneja las redes, se apresuró a defenderse. Pero el mal ya estaba hecho y pueden estar seguros de que el ‘tuit’ hiriente contra las mujeres no le ayudará en su campaña.

Usuarios de la red social le recordaron al priista que el machismo en México provoca más de siete feminicidios al día. Y también fue cuestionado por difundir una imagen de mujeres sumisas en lugar de promover ejemplos de mujeres exitosas o que alienten a que se desarrollen en ámbitos diferentes al hogar.

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios