EL RUNRÚN

‘El País’ destapa una cuenta secreta de Del Mazo en Andorra

El actual gobernador del Estado de México y dirigente del PRI "ocultó en 2012 una cuenta con 1,5 millones de euros" en un país blindado por aquel entonces por el secreto bancario

El Gobernador del Estado de México ocultó una cuenta millonaria en Andorra. Así titula el portal de ‘El País’ un nuevo escándalo de corrupción en las altas esferas de la política mexicana. Según el diario, Alfredo del Mazo ocultó en 2012 una cuenta con 1,5 millones de euros en Andorra, un país blindado entonces por el secreto bancario.

El dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en aquella época era solo alcalde de Huixquilucan, figuró como “representante” de la sociedad instrumental holandesa Abeodan Corporation, a cuyo nombre se abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA), según documentos de esta entidad financiera a los que ha tenido acceso El País», asegura el diario.

Según el diario, el actual gobernador del Estado de México omitió esta cuenta bancaria de Andorra en su última declaración de bienes de 2017

En su declaración de bienes de enero de 2017, Del Mazo omitió su cuenta en Andorra, la existencia de la sociedad instrumental holandesa, la cuenta millonaria asociada a la misma y una supuesta participación en una empresa mexicana de aparcamientos. Todo lo que el periódico confirma en su artículo.

El documento donde se recogen estas intenciones fue elaborado por el comité de prevención de blanqueo de capitales del banco, un órgano que vela para evitar que desembarquen en la entidad financiera fortunas de origen ilícito, y que se nutre de información facilitada por el cliente o personas autorizadas en el momento de abrir la cuenta.

 

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios