NOTICIAS D8

Groenlandia está en la mira de Estados Unidos… y de China

Hace días el presidente Donald Trump anunció su interés en adquirir Groenlandia, medios internacionales anunciaron la aparición de otro rival importante: China

La propuesta de Donald Trump de que Estados Unidos compre la lejana isla puede sonar como una locura: es el territorio menos poblado de la Tierra, con 2.166 millones de km cuadrados y solo 57.000 habitantes.

Pero en días recientes Jonathan Marcus, corresponsal de asuntos diplomáticos de la BBC, recordó que basta «mirar un mapa desde arriba para ver lo cerca que están Groenlandia, Rusia y Alaska en realidad están». En este portal de noticias también declaró que «la zona es importante estratégicamente y según avanza el deshielo y las rutas marinas se abren, se vuelve hasta crucial para los países que están físicamente cerca sino también para China».

Recursos naturales

El cambio climático y el deshielo que se está produciendo con rapidez en la zona están haciendo que el acceso a los grandes recursos naturales del territorio sea más sencillo.

En junio pasado las autoridades groenlandesas presentaron su plan para convertirse en una nación petrolera.

De hecho, en junio pasado, en medio de los esfuerzos globales en la búsqueda de combustibles alternativos, las autoridades groenlandesas presentaron su plan para convertirse en una nación petrolera.

En dicho plan proponen una estrategia de cinco años para comenzar con prospecciones a la búsqueda de petróleo. Se estima que en el Ártico, región en la que está Groenlandia, está en un 13% de las reservas petroleras por descubrir.

La isla posee algunos de los depósitos más grandes que existen de «tierras raras», de las que hay en Groenlandia neodimio, praseodimio, disprosio y terbio, entre otros. También tienen bastante uranio, y derivados del zinc.

¿Qué dice China? 

La gran mayoría de las «tierras raras» posee propiedades comerciales únicas y son materias primas clave para la producción de tecnologías de la comunicación y energía, como turbinas eólicas, vehículos eléctricos o celulares.

En un artículo académico de una Universidad de Dinamarca se estudia papel monopolístico de China en todos los segmentos de la cadena de valor asociada a estos elementos químicos, considerados como materia prima fundamental por la Unión Europea y Estados Unidos.

Mientras que la propuesta de Trump tiene pocas (o ninguna) posibilidades de éxito, «podría presionar a Dinamarca para ser firme contra una mayor expansión de los intereses chinos en el territorio y dar más espacio comercial y militar a Estados Unidos», escribe Catherine Philp, corresponsal diplomática de The Times.

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios