FARÁNDULA

Histórico concierto de ‘Los Tigres del Norte’ en el penal de Folsom

La banda norteña abre las rejas de la cárcel californiana 50 años después de que lo hiciera Johny Cash para grabar en vivo el ya mítico disco 'At Folsom Prison' que relanzó su carrera

Cincuenta años después de que Johny Cash diera un mítico concierto en la cárcel de Folsom llegaron ‘Los Tigres del Norte’ para convertirse en la primera banda de origen hispano en actuar en esta conocida penitenciaria de California.

Los Tigres del Norte, en una imagen de su histórico concierto en la cárcel de Folsom.


«Cuando llegamos a Estados Unidos, la primera actuación que hicimos fue en una prisión en Soledad, California», recordó Jorge Hernández, líder de la banda norteña


En el mismo patio que Johny Cash grabó el disco ‘At Folsom Prison’ que relanzó su carrera, la banda norteña dio un recital con todos sus éxitos. El grupo de Mocorito (Sinaloa) abrió de nuevo las rejas para dar un concierto en el mismo escenario que inmortalizó Cash hace ahora cinco décadas. «Cuando llegamos a este país, la primera actuación que hicimos fue en una prisión en Soledad, California», recordó Jorge Hernández, el vocalista y acordeonista de la banda.

La presentación de los intérpretes de ‘Ni parientes somos’  no ha sido un evento improvisado. Dos años tardaron Los Tigres en cerrar este concierto en Folsom para el que recibieron hace solo unos meses la aprobación del Departamento de Corrección y Rehabilitación de California, según informa ‘The Huffington Post’.

Cuando Johnny Cash llegó por primera vez, probablemente no era muy popular entre el personal o el alcalde en ese momento», aseguró Ralph Díaz, subsecretario de operaciones del departamento.

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios