DEPORTES

La conmoción de El Chapo ante la lesión de Pizzuto

La joven promesa de Pachuca se fracturó el tobillo y El Chapo Montes quedó impactado; León ganó 3-0

 

DeOchoNews/Redacción

La escena fue impactante. El futbolista Eugenio Pizzuto en en suelo, con el tobillo fracturado, y Luis El Chapo Montes en estado de shock, con las manos en la cabeza.

«Dan ganas de llorar», dijo el comentarista de Fox Sports.

La joven promesa del Pachuca, Eugenio Pizzuto, se lastimó en el estadio León, en una jugada en donde el balón se le alargó y trató de controlarlo con un movimiento rápido y se fracturó el tobillo. El Chapo Montes estaba a un lado y quedó impactado.

El jugador del Leon de inmediato se llevó las manos a la cabeza y no lo podía creer. El Chapo Montes parecía recordar aquel día cuando en un partido con la Selección Mexicana él mismo se fracturó en una jugada con el futbolista ecuatoriano, Segundo Castillo, unos días antes del campeonato Mundial de Brasil. El Chapo estaba destinado a ser un jugador importante en el Mundial y quedó fuera por esa terrible lesión en la tibia y peroné.

Hoy la tragedia le ocurrió a Eugenio Pizzuto en su debut.

El joven futbolista estaba haciendo su debut en Primera División y en sus primeros minutos en la cancha, se fracturó el tobillo. Pizzuto está destinado a ser una estrella del Pachuca y del Futbol Mexicano. Era el capitán del equipo de la Selección Mexicana Sub 17 que acaba de ser subcampeón del mundo. Pizzuto es un jugador fuerte y técnico, tiene un gran liderazgo y carácter para triunfar en México. Pachuca lo debutó en León con la esperanza de enderezar el juego que iban perdiendo 3 a 0, y de hecho Pizzuto estaba jugando muy bien, pero sucedió el accidente.

La lesión conmocionó a los jugadores de ambos equipos. Los futbolistas quedaron impresionados con el tobillo fracturado de Pizzuto. El futbolista se fue directo al hospital. El público lo despidió con aplausos mientras Pizzuto salía del estadio bañado en lágrimas.

El resto del partido tuvo una extraña sensación de tristeza. Ni el León, ni el Pachuca, volvieron a pelear la pelota con la misma intensidad. El juego había terminado.

El Chapo Montes no pudo continuar en el partido. No tenía sentido. El entrenador Nacho Ambriz lo sacó del juego y el público lo despidió con un gran aplauso y un grito de “¡¡¡Chapo-Chapo-Chapo!!!”.

El futbolista, Eugenio Pizzuto, con todo en contra, tendrá que levantarse de esta y convertirse en el jugador que está destinado a ser. El Chapo Montes lo entiende mejor que nadie.

 

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios