FARÁNDULA

La Feria de León: un álbum de recuerdos

La fotografía de cuando eran novios. El niño en el carrusel. Los amigos en el palenque. La imagen de la familia Magaña...

Esta fotografía de arriba se va directo al archivo histórico de la familia Magaña. El día que vinieron a la Feria de León a subir al nieto a los cochecitos mecánicos. Un día para no olvidar.

La Feria de León es una colección de buenos recuerdos. La fotografía de cuando eran novios. El niño en el carrusel. La foto de los amigos en el palenque. La imagen de la familia Magaña, con el papá, Miguel Magaña, su esposa, sus hijas y su nieto.

“A mí me encanta venir porque mis papás me traían de niña”, dice Daniela Magaña, a quien ahora le toca traer al niño, Guillermo, desde Michoacán. Ellos son de Tocumbo, la capital de las paletas. De su pueblo son casi todas las paleterías La Michoacana del país. Y en su familia hay una tradición de venir a la Feria de León a coleccionar recuerdos.

“Yo venía con mis papás. Veníamos al palenque, a los juegos, a comer”, dice Daniela. “Y ahora seguimos viniendo cada año. Con mis papás y con el niño”, agrega. Es un paseo familiar obligado, con cierto toque de nostalgia.

La señora Irma se toma la foto de aquí arriba, con sus hijas, al bajar, en caída acelerada, del juego llamado Kingkong. Esa foto irá directa al Facebook. Un gran momento como este debe tener un registro puntual. “Nos gusta la adrenalina”, dice Irma, sonriendo, junto a sus hijas Irelix y Selene, quienes posan para la foto.

Hace 30 años, la fotografía oficial de la Feria de León era un llavero de plástico del tamaño de una corcholata. Un señor te tomaba una foto con una Polaroid y en cinco minutos te entregaba un llavero redondo, con una pequeña foto para guardar en el ropero.

Hoy la fotografía oficial es una selfie.

La señora Angélica Aguilar pide una fotografía con su nieto, Daniel. La misma fotografía que aparece aquí arriba. Los dos irradian armonía. “Me emociona mucho venir a la Feria de León. Ahora vengo con mis hijos y con mis nietos”, dice doña Angélica. “Vivimos en Querétaro y venimos por primera vez hace 3 años. Desde entonces no hemos fallado. Nos gustan mucho los espectáculos gratuitos. Hoy vimos el patinaje y fue muy bonito”, comenta mientras abraza a su nieto.

La visita a la Feria de León es un álbum de recuerdos. Un álbum de imágenes especiales como la del hijo de Angélica y padre de Daniel, que al verlos felices, muestra satisfacción en la foto de aquí abajo.

Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios