NOTICIAS D8

Pobreza y desempleo impulsan la depresión en los jóvenes

En México, uno de cada cuatro adolescentes está en riesgo de padecer depresión o ya pasó por algún trastorno psicológico, debido a factores sociales como desempleo o pobreza, señaló una especialista de la UNAM

Aunque actualmente la depresión ya afecta a uno de cuatro adolescentes. En un futuro será uno de los padecimientos más frecuentes entre este sector de la población. Así lo señaló Silvia Morales Chainé, coordinadora de los Centros de Formación y Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología de la UNAM.
Chainé, mediante un comunicado comentó que la depresión ocupa el primer lugar entre los trastornos incapacitantes en población adolescente a nivel mundial y que una de cada cinco personas tarda entre cuatro y 20 años en tomar una terapia para atender algún padecimiento mental, lo que ha llevado a los expertos a ahondar en las causas y factores relacionados con la depresión.

«Estudios realizados en la Facultad de Psicología nos han permitido identificar factores psicosociales, como desempleo, pobreza y eventos estresantes». 


“Estudios realizados en la Facultad de Psicología nos han permitido identificar factores asociados, y la mayoría son psicosociales, como desempleo, pobreza y eventos estresantes; también se vincula a condiciones biológicas (genético y ambiental) y grupos sociales. Si hay antecedentes familiares se deben evitar los posibles detonantes, como comportamientos inadecuados y estresores”,
advirtió la especialista.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es un trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

En niños y adolescentes se observan problemas de actitud, enojo y ansiedad como indicadores de depresión; «Esto no significa que sean perezosos, sino que requieren atención profesional para recuperarse, puntualizó. De la misma manera, de acuerdo con el estudio, los pensamientos sobre la falta de valor pueden mejorar con apoyo farmacológico y social. “No se trata de un problema de actitud, sino de un trastorno que requiere ayuda profesional”, concluyó la especialista.

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.