TESTIGO PROTEGIDO

La reunión nuestra de cada día

Mi nombre clave es Howard Johnson, como los hoteles. Soy 'Testigo Protegido' y te cuento lo que ellos no quieren que sepas

Todos los días, a las 8 de la mañana, sin falta, se reúne la Mesa de Seguridad y Construcción de la Paz en el edificio del C-4 de León. Es una reunión secreta y estratégica, donde se revisa todo lo que ocurre en León.

El otro día acudí por instrucciones de mi autoridad superior. Estuve afuera, en un puesto de jugos de la esquina. Mi asistente Chesterfield se disfrazó de perro policía y se metió hasta la cocina. El C-4 es un edificio blindado, ubicado por el bulevar Cervantes, allá por Vibar, pero Chesterfield pudo penetrarlo.

A esa reunión llegó el secretario de Seguridad de León, Luis Enrique Ramírez Saldaña. Llegó el delegado federal para León, Ricardo Gómez Escalante (representante del gobierno de López Obrador). Y un alto mando del Ejército Mexicano. También estaba un jefe de la Fiscalía Federal (antes PGR) y un jefe del Centro Nacional de Inteligencia (antes Cisen).

El punto es ver si la Mesa de Construcción de la Paz es el esquema apropiado y si en realidad da resultados. Al momento, nadie puede afirmar si funciona o no funciona

Fue un reunión rápida. De una hora. Y hubo dos ausencias: el presidente municipal de León, Héctor López Santillana y el jefe de la Secretaría de Seguridad del Estado.

Se supone que estas reuniones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador las debe encabezar el presidente municipal, Héctor López Santillana. Pero no ha sido así. El presidente de León sí ha acudido a varias, pero más bien ha enviado a representantes. Tampoco había un representante de la Secretaría de Seguridad del Estado.

La Mesa de Seguridad debe hacerse todos los días, en León, por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador. Y no ha fallado. Todos los días ahí está el Ejército Mexicano y la Fiscalía General. Pero ha fallado el Municipio de León y la Secretaría Estatal que prefiere asistir a la Mesa Estatal que se lleva a cabo en el C-5.

El punto es ver si la Mesa de Construcción de la Paz es el esquema apropiado y si en realidad da resultados. Al momento, nadie puede afirmar que sí funciona o que no funciona.

Mientras tanto, mi asistente Chesterfield nos mandó un mensaje autodestruible cifrado con sus ladridos: “La mesa nuestra de cada día es un dolor de cabeza para todos”.

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios