COLUMNA PCCRELATOS DEL PODER

Las campañas de tierra ganarán las elecciones

A partir de esta semana, los candidatos a la gubernatura de Guanajuato tienen tres meses para recorrer el Estado, tiempo insuficiente para ganar seguidores y votos. En tres meses nadie puede ni siquiera visitar Guanajuato, menos conocerlo y entenderlo.

Así que el gran trabajo de estas campañas no lo van a hacer los candidatos, sino los equipos de tierra. Es decir, el ejército de militantes que trabaja todos los días, municipio por municipio, comunidad por comunidad, colonia por colonia, calle por calle, casa por casa, promoviendo el voto a favor de sus partidos políticos y sus candidatos.

El triunfo o la derrota está en la campaña de tierra. El candidato que mejor tenga estructurado su equipo de tierra será el que tenga más probabilidades de ganar.

El gran trabajo de esta campaña no lo van a hacer los candidatos sino el ejército de militantes que trabaja todos los días colonia por colonia

Los dos aspirantes con mejor trabajo de tierra son Diego Sinhue, del PAN; y Gerardo Sánchez, del PRI. Ambos son candidatos de tierra. Sinhue fue formado en las campañas políticas, en los barrios y colonias de León y Guanajuato, donde su familia ha trabajado durante décadas a favor del PAN. Su fortaleza también radica en el trabajo realizado en el ‘Programa Impulso’ de combate a la pobreza, el cual fue estructurado por el mismo Diego en los 46 municipios y en cientos de comunidades rurales. Diego tiene una red de operadores en todo el estado que trabaja en coordinación con la estructura del Partido Acción Nacional.

Gerardo Sánchez, por su parte, no se queda atrás. Ha sido operador de la Confederación Nacional Campesina durante décadas y cuenta con una red de colaboradores campesinos en casi todos los municipios. Su fortaleza es la misma CNC y cuenta además con varios regidores que le ayudan a operar en las ciudades y pueblos.

Ellos dos son los que tendrán capacidad para llegar a todos los rincones de Guanajuato. Los otros tres candidatos (Ricardo Sheffield, Felipe Arturo Camarena y María Bertha Solórzano) están en desventaja operativa. Ellos dependen de sus estructuras partidistas y su campaña de aire para ganar seguidores y votos.

Sheffield, Camarena y Solórzano están en desventaja operativa: dependen de sus partidos y su campaña de aire para ganar seguidores y votos

Felipe Arturo Camarena, por ejemplo, sí cuenta con comités del Partido Verde en los municipios, pero no tiene una base ciudadana grande que le permita promover el voto. Ricardo Sheffield, en tanto, no tiene estructura municipal y solo depende de la inercia ganadora de Andrés Manuel López Obrador y de su propio trabajo en la campaña de aire. La maestra Solórzano, en cambio, sustentará su campaña en el voto corporativo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Así las cosas: esta campaña no se gana en aire, se gana en tierra.

 

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios