DEPORTES

Los goles vienen de arriba

Cada celebración de un gol del León es un acto de agradecimiento y devoción. Un festejo celestial

Es un ritual casi espiritual. Cada vez que meten un gol, los futbolistas del León hacen un festejo especial que irradia paz, como un acto de devoción y agradecimiento. Un festejo celestial. Los futbolistas se hincan, haciendo un círculo, con las manos arriba.

Y entonces todos levantan la cabeza volteando hacia el cielo, como dando gracias por la bendición de un gol. El festejo transmite tranquilidad. Es un momento de conexión entre los futbolistas. Un festejo colectivo. Un logro de todos. Un momento donde el esfuerzo general se ve premiado.

El equipo de Nacho Ambriz está conectado de una forma especial. Y la prueba es este ritual que nació de manera espontánea

No es un acto de alegría desbordada. No es una burla. Ni una demostración de poder o fuerza. Nada de eso. Los jugadores del León festejan con humildad, como si estuvieran agradeciendo a un Dios -cada quien el suyo- por la oportunidad de meter un gol o conseguir un triunfo.

El equipo de Nacho Ambriz está conectado de una forma especial. Y la prueba de eso es este ritual que nació de manera espontánea. Nadie lo planeó ni lo inventó un despacho de mercadotecnia. Fue surgiendo poco a poco, conforme fueron llegando los goles.

En un principio, el festejo era de Ángel Mena, el goleador ecuatoriano del equipo. Cada vez que metía un gol, Mena levantaba las manos y volteaba hacia el cielo. Y de pronto sus compañeros empezaron a hacer lo mismo, primero J.J. Macías, después El Chapo Montes, Campbell y Sambueza, como una especie de acompañamiento a Mena. Pero dejó de ser suyo para convertirse en el ritual de todos.

La Fiera tiene un espíritu de grupo muy peculiar. Todos están aquí por una revancha personal o un sueño individual que se ha vuelto colectivo. Aquí no hay estrellas, ni genios. El mérito es de todos. El esfuerzo es de todos. Ahí está la clave del León de Ambriz que ha roto récords. Los goles vienen del trabajo de todos. Los goles vienen de allá arriba.

 

Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios