COLUMNA PCCRELATOS DEL PODER

Viene la discusión por el alcalde interino de León

Se busca al sustituto idóneo de Héctor López Santillana

Mínimo sería por un periodo de dos meses. En el Ayuntamiento se viene una votación y discusión para definir quién será el alcalde interino de León, una vez que pida licencia Héctor López Santillana para buscar la continuidad y la reelección. Hay varias opciones interesantes.

Salvador Sánchez Romero, por ejemplo, sería un buen alcalde interino de León. No hay duda. Es un empresario exitoso y preparado, con reconocimiento y trayectoria, con buena relación en el PAN y en el Ayuntamiento. No sería extraño que fuera designado por sus compañeros. Federico Zermeño es otra opción. Es preparado y tiene el respeto de los regidores, por lo que podría conseguir el respaldo del PAN.

Don Jesús Vázquez, del PRI, tiene un buen perfil. Su padre ya fue alcalde de León y conoce bien las políticas públicas

Don Jesús Vázquez, del PRI, tiene un buen perfil para ser alcalde. Su padre fue alcalde de León. Don Jesús es un conocedor de la administración y de las políticas públicas, además de un apasionado de la ciudad.

Por supuesto que podría ser una mujer. Hay varias regidoras con un perfil interesante. Betty Yamamoto es una posibilidad, mantiene buenas relaciones con los regidores de su partido y de oposición, no polariza. Pero Ana María Carpio no se queda atrás, tiene reconocimiento al interior y al exterior. Ana María Esquivel también puede ser, conoce la administración y es ordenada. Militante activa del PAN, sin mancha alguna.

Pero hay que esperar. En una de esas, sale como interino, Luis Ernesto Ayala, el síndico del Ayuntamiento, o bien, Alejandro Alaniz, el hijo de don Ricardo Alaniz. Hay que tener paciencia.

La última vez que León tuvo un alcalde interino en 2015 el Ayuntamiento se hizo pedazos por la disputa interna

La última vez que León tuvo un alcalde interino fue con Octavio Villasana, en el 2015, cuando Bárbara Botello dejó la alcaldía para irse como diputada federal. En esa ocasión, el Ayuntamiento se hizo pedazos con la disputa interna. Aurelio Martínez quería ser y terminó peleado con sus compañeros del PRI. Eugenio Martínez también sonaba y lo hicieron a un lado por rencillas internas. Incluso algunos contrataron a espías para obtener información delicada sobre miembros del Ayuntamiento y así conseguir votos mediante presiones y amenazas.

Ojalá que no vuelva a suceder.

Los integrantes del Ayuntamiento deben tomar la decisión correcta y elegir a una persona que garantice el orden y el buen funcionamiento de la administración. A final de cuentas, ser alcalde de la ciudad donde uno vive, así sea por un día, es una alta distinción de la sociedad para cualquier persona.

Tags
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios