FARÁNDULA

«Todavía tengo a mi primer Caballero del Zodiaco»: así recuerdan los papás a los Reyes Magos

Desde el juguete más preciado hasta el imposible de tener, los que aún conservan sus obsequios y a quienes nunca les gustaron

Alguna vez te has preguntado ¿si los papás tienen una anécdota con los Reyes Magos, como los esperaban cuando eran pequeños, qué juguete fue el que más les gustó?. Aquí te dejamos cuatro anécdotas de los papás.

1.- Octavio Zúñiga es papá de una bebé de 2 años, él en estas fechas siempre recuerda cuando los Reyes le trajeron ese regalo que siempre espero, incluso aun lo tiene y conserva como lo más preciado.

Octavio Zúñiga

Cuando yo era niño, recuerdo que uno de los juguetes más populares que había eran los Caballeros del Zodiaco, una serie de la que todos los niños hablábamos y que pasaba los sábados por la mañana en la tele.

Los pedí desde que tenía como seis años y hasta los 12 y desafortunadamente para mis Reyes nunca fue posible conseguirlos, fue hasta que pude ahorrar y coopere para que me lo trajeran.

Mi primer caballero fue Seiya de Pegaso, ese juguete que siempre quise, con el que siempre esperé despertar el 6 de enero.

Sin embargo en defensa de mis Reyes tengo que decir que aunque no tuve ese juguete en particular, siempre mis regalos me llenaron de alegría y tuve muchas cosas que conservé hasta adulto.

Tuve mi primera bicicleta, mi primera autopista, mi primera playera de mi equipo favorito en la NFL y sobre todo muchos momentos inolvidables que compartí con mis amigos y hermanos. Fui un niño muy feliz y con la fuerza del Cosmos siempre en mi imaginación.

Todavía tengo a mi primer Caballero del Zodiaco.

«Mi primer caballero fue Seiya de Pegaso, ese juguete que siempre quise»

2.- Hugo Andrade es otro papá que recuerda este día con mucha alegría, pues ahora que él tiene familia aún los Reyes dejan un regalo en la casa donde pasó su infancia.

Hugo Andrade

Para estas fechas yo me acuerdo que todos mis hermanos despertabamos y corríamos a ver los regalos, debíamos esperarnos a estar todos para abrirlos al mismo tiempo.

Era una bomba de emociones, una ilusión y nervios por saber que me iban a traer.

Me acuerdo que mi mejor regalo fueron mis primeros tachones y un balón de fútbol – porque a mí me gusta el fútbol- ese día fue tan emocionante verlos.

En la casa de mi infancia aún me dejan algo con mis papás.

Cuando Hugo conoció a los Reyes Magos, cuenta que él ya era muy grande, pues antes el poder conocerlos tardaba mucho. «La ilusión y la sorpresa permanecía por más tiempo».

3.- Wendy Pérez es mamá de dos niñas y dice que así como ve la emoción de sus hijas, es como ella se sentía de pequeña.

Wendy Pérez

Nosotros cuando estábamos chiquitos le pedíamos al rey negrito y siempre le dejábamos su vaso de leche y galletitas. Porque mi mamá decía que ese rey nos traía a nosotros (jajaja).

Recuerdo que siempre nos dormíamos a las 10 porque mi papá siempre andaba «si no se duermen no llegarán».

A mí casi siempre me traían lo que pedía. Recuerdo que hubo un regalo que no me gustó. Fue un muñeco que venía vestido como Chucky y como andaba muy de moda esa peli pues yo le tenía miedo.

Wendy cuenta que ese mismo día hizo una travesura con su muñeco.

Ese día nos fuimos a partir la rosca a casa de mi abuela, yo llevaba el muñeco y se lo aventé a un perro para que se lo comiera y lo deshizo, pero cuando mi mamá se enteró me regañó.

También recuerda los regalos más bonitos y el último que recibió, lo describe como si aún lo tuviera.

Mis regalos más bonitos fueron muchos, pero para mí el que más recuerdo fue un año que andaba muy de moda las Barbies de Mundo Joven y a cada una de mis hermanas y a mí nos trajeron una barbie y una mochila de carrito con su lonchera y lapicera de esa marca. Otra fue que me trajeron una muñeca muy bonita; pelona, tenía un vestido verde y venía en una caja de cartón, con papel de china y mica transparente. La llamé Trixi Viviana, fue mi última muñeca. 

4.- Rodolfo Vergara es otro papá que cuenta su anécdota con los Reyes, él platica que fue muy chistoso cada seis de enero, ya que  los Reyes nunca le traían lo que pedía.

La verdad los Reyes Magos conmigo nunca fueron “buenos». Hasta hace poco un día hablando con mi mamá me dijo que nunca me traían lo que pedía porque no entendían los nombres.

Lo que sí es que siempre hubo la ilusión por la llegada de los Reyes, a pesar de que nunca traían lo que pedía. Siempre he sido muy paciente, la verdad yo si era obediente en el sentido de que si no me dormía temprano no llegaban.

Yo en mis cartas siempre les pedía a los tres, esperaba que con eso me trajeran más.

Tags
Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios