OPINIÓN

Unidad de Información de Negocios

Estamos ante un momento crucial en cuanto al desarrollo económico de la ciudad. Es de vital importancia ver la película completa y tomar las decisiones estratégicas adecuadas para aprovechar la coyuntura mundial que vivimos. Las proyecciones de crecimiento económico nacional están siendo revisadas a la baja por todas las organizaciones, bancos, corredurías, e incluso organismos internacionales.

Ya estamos en el nivel del 1.5% para el 2019. Esto no sería del todo importante sí se tuviese un crecimiento del estado mayor o con “inercia propia”. Pero no es el caso. Guanajuato está dejando de crecer a niveles superiores a la media nacional, como se presumió en años pasados.

Hace unos días, el Inegi dio a conocer el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), con cifras del último trimestre del 2018. En Guanajuato crecimos al 1.4% respecto al mismo periodo del año anterior. Muy por debajo de los punteros Baja California Sur, con el 8.8%; Aguascalientes, con un 8.6%; o Sinaloa con el 4.8%.

Incluso la actividad minera, que tanta fama nos dio en otros tiempos, dejó de ser referente nacional. El reporte al mes de febrero 2019 nos sitúa en un último lugar en producción de plata a nivel nacional, con un crecimiento de solo el 4% respecto al mismo mes del 2017. En oro ni pintamos y en azufre también estamos en último lugar con una caída 41%.

Es obligado acrecentar y fortalecer el sector productivo de la ciudad y el estado. Se necesita una herramienta madre para atraer nuevas empresas y convertirla en una Unidad de Información Estratégica para la Inversión

El único crecimiento sectorial digno de mención es el manufacturero, con aumento del 6.4% respecto al año previo. Y aquí es donde nace el problema. Ni el estado ni la ciudad de León son solo manufacturas. Por eso no podemos guiarnos con este indicador y ni pretender festejarlo como un gran logro.

La economía local es un conjunto de sectores que no deben trabajar sin sintonía. Ya que el buen crecimiento de uno subsidiaría los malos de otros. Lo que obliga a que las autoridades trabajen desde una perspectiva estratégica en la que todos los sectores logren, por sí mismos, el crecimiento requerido en lo individual para que la suma de inercias se vea reflejada en el gran total acumulado.

Las principales zonas de negocios del mundo están inmersas en una batalla sin cuartel, para conseguir que lasgrandes empresas transnacionales puedan seguir compitiendo en los mercados internacionales. En este nuevo juego del ajedrez corporativo global, México está jugando un papel fundamental por su posición geográfica, composición social y las condiciones económicas del mercado laboral interno. Provocando un nuevo boom en la inmigración de aquellas empresas que buscan fortalecer su posición.

Cuando la estrategia del crecimiento económico pasó a ser la piedra angular en el desarrollo de un estado o de una región metropolitana,; la actividad de la promoción y gestión para la atracción de las inversiones se convirtió en herramienta fundamental. Ya que de ello dependió que una empresa se instalase o no en ese territorio. En consecuencia, en México se lleva a cabo una lucha entre los integrantes de los polos de desarrollo industrial más  importantes del país. El Centro-Sur (Estado de México-Hidalgo-Querétaro), el Noreste (Nuevo León- Coahuila) y el Centro-Norte” (Guanajuato-SLP-Aguascalientes).

Sin duda la región Centro-Norte, particularmente el estado de Guanajuato (Silao-Irapuato-Celaya), se consolidó como el territorio de mayor crecimiento industrial del país, los años pasados. Derivado principalmente por la estratégica posición geográfica y la buena infraestructura de comunicación. Explotado todo ello con una excelente estrategia de atracción de inversiones de parte del Gobierno del Estado. Pero este paradigma cambió con la estrategia de otros polos de desarrollo industrial (Sur-sureste) que viene instrumentando el Gobierno Federal.

Con la globalización de la información, se torna estratégico que los inversionistas tengan a la mano y en tiempo real la mayor cantidad de información disponible como elementos de juicio para la toma de decisiones. Aquella entidad que logre instrumentar un sitio web con información completa, donde el potencial inversionista no solo vea las bondades del lugar y quienes ya están instalados, sino  tener acceso a registros administrativos, estadísticas económicas y sociodemográficas y de gobierno; composición geográfica de suelo y subsuelo; líneas de transporte y comunicación; Indicadores de gestión; mapas georreferenciados con directorios de posibles proveedores y clientes; portal para tramitar permisos municipales, estatales y federales; Oferta inmobiliaria disponible, información catastral relevante delpredio; Oferta de servicios educativos, de vivienda, de apoyo administrativo, etc. Será sustancialmente más favorecida contra aquella entidad que no la tenga.

El Estado de Guanajuato y la ciudad de León pretendieron adelantarse al trabajar e integrar un Centro de Información Estadística y Geográfica. Desgraciadamente, perdieron la brújula. León abandonó el esfuerzo que inició Ricardo Sheffield y que Bárbara Botello terminó por sepultar. Hoy nadie sabe quién tiene a su cargo este centro.

Tanto León como Guanajuato deberían enfocarse en el rescate y apoyo para la integración de la Unidad de Información de Negocios del Estado. Lo suficiente robusta para que sea la principal herramienta en la toma de decisiones de los empresarios extranjeros. En la atracción de la inversión, como en cualquier empresa, se requiere de innovación para ser diferente a tus competidores. De ahí la importancia de esta acción estratégica urgente.

El camino ya comenzó a ser andado y no podemos parar. Hoy se tiene la obligación de acrecentar y fortalecer el sector productivo de la ciudad y del estado. Se debe contar con una herramienta madre en la atracción de futuras empresas internacionales al estado y convertirla en una Unidad de Información Estratégica para la Inversión.

Debemos crear una ventaja competitiva contra los demás polos de desarrollo en el país. Bien lo dice Jack Welch (CEO de GE): “Sí no tienes una ventaja competitiva, no compitas”.

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios