NOTICIAS D8

ISIS-K: el enemigo íntimo de los talibanes

Esta facción del autodenominado Estado Islámico está detrás de los ataques al aeropuerto de Kabul. Acusan a los talibanes de "colaborar con las fuerzas estadounidenses para evacuar espías"

Según explica Frank Gardner, corresponsal de Seguridad de la BBC, ISIS-K es el «más extremo y violento de todos los grupos yihadistas que operan en Afganistán». Fue creado en enero de 2015 en el apogeo del poder de Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS: Islamic State of Iraq and Syria), antes de que su autoproclamado califato fuera derrotado y desmantelado por una coalición liderada por Estados Unidos.

El grupo Provincia del Estado Islámico de Khorasan (ISIS-K, por sus siglas en inglés) recluta tanto a yihadistas afganos como paquistaníes, especialmente miembros desertores de los talibanes afganos que no ven su propia organización como «suficientemente extremista». Esta facción del autodenominado Estado Islámico está detrás de los ataques al aeropuerto de Kabul que dejaron 110 muertos.
Fuentes de inteligencia atribuyen al grupo algunas de las peores atrocidades que han tenido lugar en Afganistán en los últimos años como ataques dirigidos a escuelas de niñas, hospitales e incluso una sala de maternidad donde mataron a tiros a mujeres embarazadas y enfermeras.

ISIS-K tiene su sede en la provincia afgana de Nangarhar, cerca de las rutas de tráfico de drogas y personas que entran y salen de Pakistán. En su momento de máximo poder, el grupo contaba con unos 3.000 combatientes, pero ha sufrido bajas significativas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad estadounidenses y afganas, y también con los talibanes.

El grupo tiene grandes diferencias con los talibanes, a los que acusa de abandonar la yihad y el campo de batalla a favor de un acuerdo de paz con Estados Unidos negociado en «hoteles elegantes» en Dohar. En el comunicado en el que se atribuyeron el ataque de este jueves acusaron a los talibanes de «colaborar con las fuerzas estadounidenses para evacuar espías».

Sin embargo, están conectados a los talibanes a través de un tercer grupo. Según los investigadores, existen fuertes vínculos entre ISIS-K y la llamada red Haqqani, estrechamente vinculada a los talibanes. El líder de esa red, Khalil Haqqani, está ahora a cargo de la seguridad en Kabul.

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.