VIDEOS

Lula duerme en prisión y divide a Brasil

"Cada uno de ustedes se convertirá en un Lula", aseguró el ex presidente a la multitud antes de entregarse a la policía para cumplir sus 12 años de condena por corrupción

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva durmió la noche del sábado en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, donde será recluido para empezar a cumplir su pena de doce años de prisión por corrupción y lavado de dinero. Afuera, en las calles, simpatizantes y detractores organizan actos a favor y en contra de su detención. Disturbios de protesta y fuegos artificiales para celebrarlo.

Lula llegó a Curitiba en avión procedente de Sao Paulo, donde se entregó a la Policía Federal en su segundo intento para cumplir el auto de prisión dictado el pasado jueves por el juez Sergio Moro. La primera vez que lo intentó tuvo que volver sobre sus pasos ante la reacción de una muchedumbre que se lo impidió.

Voy a cumplir la orden de cárcel y cada uno de ustedes será un Lula. Hace mucho tiempo que soñé que era posible gobernar este país incluyendo a millones de personas pobres en la economía, en las universidades, creando millones de empleos», indicó minutos antes de ser detenido.

Lula cumplirá sus doce años de prisión en una sala especial de 15 metros cuadrados y en cuyo interior hay una cama, una mesa con dos sillas y un baño privado

La Policía Federal tuvo que dispersar con gases lacrimógenos a los partidarios de Lula que protestaban en la puerta de la institución en el momento del aterrizaje del helicóptero en el que el ex presidente fue trasladado hasta la prisión. Los detractores del dirigente, por su parte, festejaron intensamente su encarcelamiento con pitos, ‘cacerolazos’ y fuegos artificiales. Lula, de 72 años, se entregó el sábado a las autoridades después de pasar las dos últimas noches en el Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, arropado por simpatizantes que intentaron impedir por la fuerza su salida.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) cumplirá su prisión en una sala de 15 metros cuadrados y en cuyo interior hay una cama, una mesa con sillas, un baño privado y una ventana que da al patio interior de la sede policial. Esta sala está aislada de la veintena de reclusos que están internados en la sede policial, siete de ellos por el caso de corrupción en Petrobras, por el que fue condenado Lula.

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.