NOTICIAS D8

Un Día sin Mujeres: La ciudad al 50% de su actividad

Las niñas no fueron a clases; las maestras tampoco; la ciudad de León opera a la mitad

 

DeOchoNews/Redacción

 

Un día sin mujeres se nota en la ciudad.

En los centros comerciales, los pasillos lucen algo vacíos. Las mujeres casi no han salido a comprar ni a consumir en las tiendas. En los autobuses, es notoria la ausencia de mujeres. En los comercios, muchas mujeres no fueron a trabajar. En las escuelas, las niñas y jovencitas no fueron a clases. En las fábricas de zapato, la mayoría no fue a trabajar.

En todos los espacios, se nota que casi no hay mujeres.

Miles de leonesas se sumaron al paro de las mujeres este 9 de marzo.

“Yo sí vine a trabajar. Yo estoy en contra de la violencia, pero yo tengo que trabajar”, dijo la señora Margarita, quien sí asistió a su empleo en una tienda comercial. “Desde el principio yo decidí venir a trabajar. Y la empresa ya nos dijo que nos darán un bono a las que sí asistimos. Yo vine porque quiero cumplir con mi responsabilidad. Y claro que estoy en contra de la violencia. Yo estoy con el movimiento, pero no voy a dejar de trabajar”, dijo Margarita, quien hoy se vistió con una blusa morada.

Afuera del hotel Holiday Inn, las empleadas hicieron un acto cordial de protesta. Las colaboradoras llevaron ropa morada y expresaron su apoyo al movimiento, aunque ellas sí se presentaron a trabajar.

En cada lugar de trabajo, hubo un debate. Presentarse o no presentarse. Trabajar o no trabajar. Apoyar o no apoyar al movimiento. Descontar el día a las que faltaron o no descontarlo. Premiar a las mujeres que sí asistieron o no premiarlas. En los hogares también se dio el debate: Hacer de comer o no hacer de comer. Dar de comer a los esposos o no darles. Llevar a las niñas a la escuela o no llevarlas. En todos los espacios también se dio una discusión de fondo sobre el machismo y el respeto a las mujeres, sobre la equidad y la igualdad de oportunidades.

“El movimiento ya dio resultado. Si hiciste paro o no hiciste paro, todas y todos tuvimos una lección y ese era el objetivo”, dijo la señora María, quien hoy hizo un paro de labores. Ella no fue trabajar y no realizó ninguna actividad en el hogar, en protesta por la violencia contra las mujeres en el país.

León sintió el paro en los centros de trabajo. En las fábricas de calzado, hubo ausencias y los hombres tuvieron que cubrir a las compañeras. En los negocios, hubo muchas mujeres que decidieron no asistir. En las oficinas de Gobierno, también muchas mujeres faltaron. En las escuelas, las niñas no fueron. Las maestras tampoco asistieron.

Sin mujeres en las aulas, los maestros dieron conferencias de machismo y masculinidad, de estereotipos y de respeto. “Fue diferente. Ni una niña fue a clase. Los maestros hablaron de machismo. Y aprendimos a identificar las conductas machistas”, dijo Rodrigo, un niño de tercero de secundaria.

El paro femenino sacude al país.

La violencia contra la mujer, los feminicidios, el acoso, el machismo, son los grandes temas de conversación en México, en Guanajuato y en León, como nunca en la historia.

En las escuelas, sólo había hombres.

 

 

 

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.