COLUMNA PCCRELATOS DEL PODER

Ya lo bajaron, la expresión de moda

Ya lo bajaron. Es una expresión muy común en estos días para explicar que a un candidato o candidata ya le pidieron su renuncia voluntaria al cargo público que aspiraba. Así se dice: ya lo bajaron o ya la bajaron.

Ya lo bajé. Él lo bajó. Ella lo bajó. Ellos los bajaron. Nosotros los bajamos. El verbo se puede conjugar de distintas maneras, pero significa exactamente lo mismo. Fulano de tal tenía el sueño de ser diputado o alcalde y la estructura del poder le pidió amablemente que se bajara de la contienda.

Cuando a uno lo bajan, no queda de otra que aceptar la decisión superior y bajarse, o bien, volverse digno, o loco, y renunciar al partido político que lo bajó.

El personaje que baja es casi siempre un ente misterioso y oscuro. Una persona que cita en un café o en una oficina y que notifica que tu no eres el elegido

El personaje que baja es casi siempre un ente misterioso y oscuro. Una persona que cita en un café o en una oficina y que notifica que tu no eres el elegido, y que pide de la manera más atenta y amable que renuncies a tu aspiración legítima. Este año ha habido varios que han sido bajados.

Al senador Fernando Torres Graciano lo bajaron de la contienda por la gubernatura de Guanajuato por el PAN. Al senador Miguel Angel Chico lo bajaron de la contienda por la gubernatura del PRI y mejor se fue a Morena. A Bárbara Botello la bajaron de su aspiración a ser senadora de la República y candidata a Gobernadora. Hay muchos ejemplos en estos días.

A Éctor Jaime Ramírez lo bajaron de la candidatura al Senado de la República. A Humberto Andrade lo bajaron de la candidatura por la alcaldía de León por el PAN. A Juan Carlos Romero Hicks lo bajaron de su intención de competir por la Presidencia de la República. A Luis Alberto Villarreal lo bajaron de la candidatura por la gubernatura y una diputación federal, y le dieron la candidatura a la alcaldía de San Miguel de Allende.

A Antares Vázquez la bajaron de Morena para darle el lugar a Ricardo Sheffield que había sido bajado de la contienda del PAN. Es un bajadero

A Ruth Lugo la bajaron del sueño de ser candidata otra vez a la alcaldía de Guanajuato por el PAN, y entonces se fue de candidata al PRI. Para subir a Ruth Lugo, bajaron a Tey Garza del PRI y al alcalde Edgar Castro que tenía derecho a la reelección. A Antares Vázquez la bajaron de Morena para darle el lugar a Ricardo Sheffield que había sido bajado de la contienda del PAN. A Aurelio Martínez, ‘El Chachis’, lo bajaron de la candidatura de Morena a la alcaldía de León para subir a Ernesto Oviedo. Es un bajadero. Al alcalde de Silao, Juan Antonio Morales Maciel, lo bajaron de la candidatura del PAN de último momento para subir a Antonio Trejo.

De hecho, Ricardo Sheffield no quiso bajarse en el PAN. Le ofrecieron ser el director del Puerto Interior, una diputación local y una diputación federal, pero no quiso bajarse. Yo no me bajo, dijo. Al final, el PAN lo descartó para ser candidato a la alcaldía de León y él prefirió irse a Morena.

Lo quieren bajar. Ya nos bajaron. Ya me bajaron. Me quieren bajar. Lo van a bajar.
Es un sube y baja interminable.
Un bajadero de la tiznada.

  • Twitter: pccarrillo
  • Correo: deochonews@gmail.com
Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.