TESTIGO PROTEGIDO

El búnker de ‘El Bronco’ en León

Yo soy Howard Johnson, como los hoteles. Y mi asistente es Chesterfield, como los cigarros. Juntos contamos secretos

Hoy voy a revelar el búnker de ‘El Bronco’ en León. Me costó trabajo encontrarlo, pero ya tengo la ubicación. Mi asistente Chesterfield y yo trabajamos varias semanas para ubicarlo y descifrarlo, porque mantenían en secreto en cuartel de los independientes.

Todo comenzó porque Chesterfield me avisó sobre un anuncio en Facebook. Aunque parezca increíble, lo había puesto ‘El Bronco’

Todo comenzó porque Chesterfield me avisó sobre un anuncio en Facebook. Aunque parezca increíble, Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, ‘El Mocha Manos’, puso un aviso en Facebook. Decía algo así: “Se solicitan personas con experiencia en ventas para recolectar firmas”. Ellos andaban buscando a personas con experiencia en ventas, como de Jafra o Mary Kay, de Tupperware o de cualquier empresa de afores. La lógica es que si puedes vender Mary Kay, entonces puedes vender cualquier cosa, hasta a ‘El Bronco’.

Así que decidí buscar mis catálogos de Tupperware y llamé por teléfono. Me dieron una cita en el Hotel Real de Minas Tradicional para conocerme, pero no me vieron cualidades de vendedor de Jafra. Entonces Chesterfield me avisó de que había mucho movimiento en un salón del hotel. Ahí vimos que entraban y salían personas durante todo el día.

Quiero decirles que Chesterfield tiene una sensibilidad especial para detectar cuando algo no es normal. No por nada ha conseguido reconocimientos en nuestra organización. Chesterfield se mete en cualquier lugar. No despierta sospechas. Es muy discreto. No tiene afanes protagonistas. Ni le interesa figurar en el organigrama.

El búnker estaba ahí. En un pasillo del Hotel Real de Minas. Había seis o siete jefes de Monterrey y los demás eran de Guanajuato

Total que yo me conseguí un uniforme de Agua Ciel y pude entrar y salir todos los días en ese salón del Real de Minas. Ahí estuve, metiendo y sacando garrafones de agua. En dos semanas ya teníamos toda la estructura y la operación.

‘El Bronco’ contrató a 76 vendedores para recolectar firmas en León. Los regiomontanos rentaron un salón especial del Hotel Real de Minas Tradicional, a un lado de la recepción. El búnker estaba ahí en un pasillo. Ahí estaban los operadores de ‘El Bronco’, con computadoras y teléfonos de lada 81. Había seis o siete jefes de Monterrey y los demás eran de Guanajuato.

La ‘Operación Firmas’ duró casi 2 meses. Aunque esto no ha terminado. Mi jefe me ha enviado un mensaje encriptado que se destruirá en cinco segundos: “Literal: Viene a Guanajuato la Operación Mocha Manos”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios