RELATOS DEL PODER

La sana distancia y el aislamiento social: La nueva forma de vivir

El desenvolvimiento social ha sufrido una sacudida con la amenaza del coronavirus

Hasta dónde hemos llegado. Ahora resulta que lo mejor para el ser humano en el 2020 es la sana distancia y el aislamiento social. No juntarse. No salir. No convivir.

El coronavirus ha dado una tremenda sacudida a la sociedad. Nadie quiere contagiarse. Así que no hay que juntarse con los otros. Esa es la recomendación sanitaria: Hay que alejarse de los demás, no vaya a ser que estén infectados. Hay que mantenernos aislados si queremos sobrevivir.

Son las nuevas formas de desenvolvimiento social para evitar el contagio del virus mortal.

Las dos ideas van en contra de la naturaleza humana.

El juntarse es un comportamiento de nuestra especie. La convivencia. La cooperación. La sociedad. La agrupación natural es incluso uno de los fines de la vida. Hasta las abejas viven en sociedad. Las hormigas viven en sociedad.

Nosotros queremos estar cerca de los demás. Nosotros tendemos a asistir a las reuniones con humanos. A estar en grupo. Nosotros queremos saludar de abrazo y sentir el calor humano. Y ahora nos piden que hagamos lo contrario.

Los médicos nos piden que no vayamos a eventos masivos, que no visitemos a nuestros padres y a nuestros abuelos, que no vayamos a los lugares públicos, que no salgamos de nuestra casa. De la noche a la mañana, tenemos que cambiar nuestros hábitos. De un día para otro, hay que dejar de pasear en el museo o en el cine, hay que dejar de ir a un restaurante o a un concierto. Y de pronto nos encontramos con una nueva forma de vivir: aislados y separados. Encerrados en casa. Con la familia. Sin salir a la calle. Sin mantener contacto directo con otras personas. Como ermitaños. Lejos de la sociedad.

En los bancos, quitaron sillas para cumplir con la sana distancia. En las oficinas de Gobierno, procuran el aislamiento social. En el estadio, se jugó un partido de futbol con 30 mil butacas vacías. Los niños dejaron de ir a la escuela. Los centros comerciales están vacíos. Varias empresas, como Toyota y Honda, suspendieron la producción por prevención sanitaria. Muchas personas están trabajando desde casa.

La sociología tendrá sin duda nuevas áreas de estudio.

¿Qué sigue?

¿Estamos en el principio o en el final de algo?

 

 

Mostrar más

Pablo César Carrillo

Periodista de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock detectado

Por favor, considera apoyarnos mediante la desactivación de tu bloqueador de anuncios