VIDEOS

Lluvia de misiles sobre Damasco: 103 en 70 minutos

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña iniciaron el ataque a Siria poco después del mensaje televisado de Donald Trump al pueblo estadounidense: "Pagarán un alto precio y estamos preparados para mantener esta respuesta hasta que el régimen de El Asad abandone el uso de armas químicas"

Damasco bajo el fuego. El ataque se inició poco después de que el presidente de Estados Unidos se dirigiera anoche a la nación para informar de su intervención en Siria. Desde la Casa Blanca, el mandatario marcó la estrategia tras una semana de tensión creciente por el supuesto ataque con armas químicas contra la población rebelde de Duma la semana pasada.

Las columnas de fuego iluminan Damasco tras el primer bombardeo. / YouTube

Estados Unidos, Francia, y Gran Bretaña iniciaron un ataque conjunto pasadas las nueve de la noche hora de Washington. El objetivo es la infraestructura de armas químicas del régimen de El Asad, según declaró el secretario de Defensa, Jim Mattis, que indicó que por ahora no hay bajas de Estados Unidos ni de ninguno de sus aliados.

Trump, durante su mensaje a la nación.

«Estamos preparados para mantener esta respuesta hasta que el régimen sirio detenga su uso de armamento químico prohibido»

El Pentágono asegura haber destruido ya tres instalaciones químicas de vital importancia para el ejército sirio. Y el gobierno de Damasco informa que sus baterías antiaéreas lograron repeler la agresión y destruir 13 misiles de los aliados. Columnas de humo y fuego se levantan en varios puntos de la capital.

La fuerza tripartita lanzó 103 misiles de crucero contra Siria desde vehículos militares distintos. Citando fuentes internas de Defensa, la cadena CNN ha explicado que en el ataque han participado aparatos aéreos, incluidos caza bombarderos del tipo B-1, y al menos un buque de guerra estacionado en el Mar Rojo armado con misiles Tomahawk. Francia también ha disparado desde una de sus fragatas en el Mediterráneo.

Según el Daily Telegraph, en el ataque contra intereses del Gobierno de Siria, que no duró más de 70 minutos, los británicos emplearon misiles Sombra de la Tormenta, de una tonelada y conocidos por su capacidad para destruir búnkeres. Cuatro cazas Tornado Gr4 de la Fuerza Aérea Británica los lanzaron contra una de las instalaciones atacadas, en la provincia central de Homs. Se sumaron cazas Rafale galos.

La primera ministra británica, Theresa May, explicó que no han encontrado otra alternativa para contrarrestar la barbarie de El Asad. Y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, indicó que el bombardeo está «circunscrito a las capacidades del régimen sirio sobre las armas químicas».

La guerra acaba de empezar.

Mostrar más

De_Ocho_News

Periodismo de estos tiempos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro website es posible gracias a la publicidad en línea. Por favor considera el apoyarnos deshabilitando tu bloqueador de anuncios en nuestro sitio.